5 de octubre de 2011

Oculta gobierno índices de secuestros y extorsiones en estado

El gobierno de Veracruz oculta la cifra de secuestros a ciudadanos. Esto pese ser delitos en aumento exponencial en la entidad y a que la ley de transparencia obliga a las autoridades hacer pública la información sobre índices delictivos.

En días pasados José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal, exhibió el encubrimiento del gobierno de esta problemática.

Al revisar los índices de secuestro en el país, el organismo descubrió que mientras en todos los estados era un delito en aumento, en Veracruz no se reportó ni uno sólo oficialmente en el 2010. Si bien los reportes periodísticos señalaban regularmente secuestros de personas en la entidad.

Apenas 9 de junio de este año, el secretario de gobernación Francisco Blake Mora, durante la inauguración de la XXV Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, realizada en Tuxtla Gutiérrez, llamó la atención sobre el incremento de este delito, y reconoció que Veracruz es uno de los estados que va a la cabeza de esta problemática en el país.

En 2008, señaló Blake –ante un nutrido auditorio, entre el cual se encontraba el Procurador de Justicia de Veracruz, Reynaldo Escobar Pérez, quien ni se inmutó durante las alusiones-, los cinco estados con mayor número de secuestros fueron el Distrito Federal, seguido del Estado de México, Baja California, Michoacán y en Chihuahua.

“Esto sucedía en el 2008 y así estábamos, en condiciones de muchas complejidades”.

“Hoy en día, seguimos debiéndole aún a la sociedad mexicana en el cumplimiento de nuestras responsabilidades y compromisos. Fíjense ustedes, en el 2011, se han perpetrado 837 casos de secuestro al día de hoy, casos de secuestro de los cuales cinco estados concentran el mayor porcentaje de la totalidad nacional: Tamaulipas ahora a la cabeza con 143, seguido también por el Estado de México, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz”.

Blake todavía exigió a los funcionarios presentes que lo escuchaban “darle cuentas claras y verdaderas a la población sobre nuestro desempeño y sobre el cumplimiento de nuestros compromisos”, pues reconocía que ni siquiera la cifra dada se correspondía con la realidad, pues “habrá muchas cifras que por razón de la propia desconfianza ni siquiera se alcancen a registrar en los Ministerios Públicos en las Procuradurías”.

Una semana después, las cifras de secuestros siguen sin ser publicadas por la Procuraduría General de Justicia del Estado, muchos menos los reportes de los avances del gobierno de Veracruz en relación al Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad signado en 2008.

Para más, las únicas autoridades que han dado reportes de sus acciones de combate al secuestro en la entidad ha sido el Ejército Mexicano,

Por ejemplo, en enero de 2011, el Ejército reportaba –en voz de René Carlos Aguilar, comandante de la VI Región en Veracruz- 14 denuncias de secuestro en la zona de Coatzacoalcos durante 2010, a pesar de que el gobierno del estado había registrado 0 casos de este tipo en el mismo año.

Asimismo, la Sedena informaba haber recibido 5 denuncias de plagio sólo en el primer mes de 2011.

Pero aun estas cifras oficiales pueden estar lejos de la realidad.

El 11 de marzo de 2011, el senador Arturo Herviz Reyes aseguró que de diciembre de 2010 a marzo de este año, en el municipio de Ángel R. Cabada –que tiene un población de cerca de 40 mil habitantes- se habían perpetrado 24 secuestros y los rescates oscilaban de 300 mil a 2 millones de pesos.

El 3 de mayo de 2011, Luis Pablo Martín Capistrán, presidente de la Coparmex en Veracruz, durante una firma de convenio con autoridades del estado, sorprendió a los asistentes al declarar que varios de sus afiliados habían sido secuestrados o víctimas de extorsión en este año en la región y llamó al gabinete de seguridad de Javier Duarte a hacer algo respecto.

El empresario mencionó que en Veracruz-Puerto hay varias empresas importantes que han recibido la visita de enviados de la delincuencia en busca de extorsionarlos: “hay una empresa importante en el manejo de contenedores que está siendo presionada por esto”, expuso.

El líder empresarial manifestó que sus socios ya están cansados de la delincuencia organizada en el puerto, y que tienen la impresión de que las autoridades locales no están haciendo nada.

Las detenciones y operativos del Ejército y la Policía Federal son otra forma de confirmar el crecimiento de los secuestros en Veracruz.

El 15 de junio de 2010, año en que el gobierno del estado reportó 0 plagios en la entidad, agentes federales lograron la captura de dos presuntos secuestradores vinculados con el grupo de "Los Zetas" y en las mismas acciones liberaron a salvo a una víctima de secuestro en Xalapa, Veracruz.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad Pública federal informó que la banda de secuestradores operaba también en el Estado de México, ya que se documentaron ilícitos de plagio en los municipios de Huehuetoca y Metepec.

La persona liberada tenía 58 años de edad, y había sido privada de su libertad desde el 12 de mayo del 2010. Los detenidos fueron Ángel de Jesús García Portilla, de 24 años, originario de Veracruz, quien era el presunto negociador y encargado de custodiar a las víctimas dentro de dicha organización. Además de Jonatan Gonzalo Sánchez Suárez, alias "Jhony", de 24 años, de Veracruz, identificado como el encargado de cuidar y alimentar a las víctimas.

El 21 Diciembre 2010, la Policía Federal detuvo a siete presuntos secuestradores autodenominados “La Compañía”, al servicio de Los Zetas, y rescató a cuatro personas que permanecían privadas de su vida. La célula de plagiarios operaba en los municipios de Agua Dulce y Las Choapas.

En el operativo fueron detenidos Roberto Sibaja Rodríguez, alias “El Gaspar”, de 33 años además de Juan Xicoténcatl Montoya Torres, Luis Alberto López Ramírez, Carlos Mora Nuñez, Erick Román López, Santos López Pacheco, y un menor de 16 años, identificado como Jonathan "N".

El 4 Agosto 2010, personal militar, en conjunto con elementos estatales, logró detener a presuntos integrantes de Los Zetas cuando éstos retenían en un motel al líder cañero de Cosamaloapan, Clemente Pacheco Mora, quien fue liberado.

Pacheco Mora había sido secuestrado el 2 de agosto en las oficinas del Sindicato de Trabajadores del Fideicomiso del ingenio San Cristóbal en la cuenca del Papaloapan, ubicadas frente al palacio municipal de Carlos A. Carrillo.

El 1 de Febrero de este año, en un operativo militar fueron liberadas cuatro personas y detenidos nueve presuntos secuestradores, en la ciudad Coatzacoalcos.

La Sedena precisó que los plagiados se encontraban en el inmueble marcado con el número 210-A de la calle Santa Eugenia, esquina con Santa Génova, del fraccionamiento Santa María.

En ese lugar se aseguraron cuatro armas largas, un arma corta, siete mil 450 pesos, 13 cargadores, 398 cartuchos, 100 gramos de mariguana, ocho teléfonos celulares, seis radios de comunicación, un tirante para fornitura y una tabla de madera con la leyenda “Z”.

Otra muestra del incremento de los secuestros en el estado es la lista de los ex alcaldes plagiados.

En marzo fue secuestrado el ex alcalde de Tierra Blanca, Alfredo Osorio Medina, liberado posteriormente en el municipio de Cuitláhuac.

En ese mismo mes, el ex Alcalde de La Antigua, Valentín Casas Cortés, fue secuestrado cuando se dirigía a un rancho de su propiedad. Hasta el momento se desconoce su paradero.

En abril fue secuestrado el ex alcalde de Las Choapas, Juan Diego Ayala Ortiz, cuando se encontraba en su oficina de la inspección escolar, en la colonia Hermenegildo J. Aldana, en Cosoleacaque.

En junio, el ex alcalde de Lerdo de Tejada, Eduardo García Delgado, fue sacado brutalmente de su negocio por un comando armado que además golpeó a su esposa que trató de evitar el ataque.

En este mismo año, en Lerdo de Tejada fue secuestrado un yerno del ex alcalde de este municipio, Héctor Llamas León, quien también fue secuestrado, así como otros empresarios, comerciantes y ciudadanos.

También está el caso de Martín Regules, hermano del alcalde electo del municipio de Uxpanapa, Juan Patricio Regules. Regules viajaba en su camioneta cuando fue interceptado por un comando armado en calles de aquella ciudad, el 24 de noviembre de 2010.

Días después, el ejército capturó en Oluta a los 4 presuntos secuestradores del hermano del munícipe, sin embargo, Martín Régules no se encontraba entre las dos personas que el personal castrense liberó durante el operativo.

Hasta la fecha se desconoce el paradero del hermano, de quien se dice sería el “verdadero” alcalde detrás de las decisiones que tomara Patricio Régules.

El 15 de enero de este año, Raúl Espinoza, jefe de policía de Boca del Río, y un guardia, fueron secuestrados a las 5 de la mañana, por un comando armado. Los dos hombres viajaban en un vehículo policial cuando una camioneta los persiguió y los obligó a salir del camino. Se los llevaron en la camioneta. Más tarde, la policía vio la camioneta de los presuntos secuestradores y se produjo un tiroteo en el que un agente resultó herido. La camioneta escapó de la ciudad.

SECUESTROS DE MIGRANTES

Apodada por el padre Alejandro Solalinde Guerra como la capital del secuestro de migrantes, la ciudad de Coatzacoalcos, pero en general el estado de Veracruz, fue reportado en febrero

de 2011 como la entidad con mayor número de plagios de migrantes centroamericanos

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de abril a septiembre de 2010 se reportó el secuestro de 11 mil 333 migrantes en el país, la mayoría en el estado de Veracruz, seguido de Tabasco, Tamaulipas y San Luis Potosí.

De acuerdo con testimonios de las víctimas, la gran parte de los 11 mil 333 secuestros fueron perpetrados en el estado de Veracruz

De los 178 testimonios recabados por la CNDH, en el 8.9 por ciento de los casos, testigos o víctimas refieren la colusión de alguna autoridad en la comisión del delito de secuestro. Entre las más frecuentemente aludidas se encuentran distintas las policías municipales, personal del Instituto Nacional de Migración (INM) e instituciones de seguridad pública estatal, así como la Policía Federal (PF).

Los puntos de mayor riesgo para los migrantes que atraviesan Veracruz son “las vías del tren en los puntos de Las Choapas, Agua Dulce, Medias Aguas, Jesús Carranza, Amalgres, Sayula de Alemán, Acayucan, Mundo Nuevo, Coatzacoalcos, Cosamaloapan, Tierra Blanca, Córdoba, Loma Bonita, Orizaba y Río Blanco”.

Asimismo, el reporte de la Comisión critica el informe en 0 secuestros que el gobierno del estado entregó al Sistema Nacional de Seguridad en 2010, por lo que solicitó a las procuradurías de los estados a que implementen mecanismos de información con la Procuraduría General de la República (PGR) y dé seguimiento a hechos y eventos de secuestro en perjuicio de la población migrante.

Fuente: Plumas Libres
http://www.agendamx.org/nota.php?id=15642

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada