Páginas vistas en total

24 de julio de 2014

¿DE QUÉ JUSTICIA HABLA JAVIER DUARTE?/ PIEDRA EN EL ZAPATO

por Lilia Baizabal
“En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí José Martí
No ha pasado ni 1 mes, de que la policía ministerial de  Veracruz, anunció la captura de Jesús Amado Martínez Carvajal, luego de 4 años prófugo por haber asesinado a su esposa de apenas 20 años, en Veracruz.
Gracias a que subió una de sus fotos a las redes sociales, la policía de Baja California lo ubicó en Tijuana y lo puso a disposición de las de Veracruz. Pero más tardaron en detenerlo que en dejarlo en libertad pues un juez le fijó una fianza de 50 mil pesos y quedó libre desde la semana pasada.
De acuerdo a la causa penal número 95/2011/V, y la Investigación Ministerial 333/2010/V/VER.04, Martínez Carvajal se declaró confeso de homicidio doloso pues dijo que “por ser celoso”, se vio obligado a quitarle la vida a la chica y luego huyó por varios estados del norte pero casualmente, otra policía lo detiene y lo entrega a los de Veracruz, para que lo suelten a cambio de una módica suma, como ya es costumbre.
Historias como el caso de Jesús Amado Martínez Carvajal se viven a diario en todo el estado de Veracruz.
Es sabido que ministerios públicos y jueces  se venden en Veracruz.  La “justicia” en el estado, es de quien pague por ella. El pecado más grande de un ciudadano en el estado,  es enfrentar un problema legal y ser pobre.
En efecto, los casos más sonados se registran en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río donde al menos dos veces por mes, conductores de cualquier ruta, no solo atropellan a ciudadanos, sino hasta meten reversa para asesinar al que tenga la mala suerte de levantar la cabeza, pues los choferes dicen que “al patrón”, le sale más barato pagar el funeral, que la incapacidad del atropellado.
¿Cuántos conductores de transporte urbano de Veracruz-Boca del Río existen presos en algún penal del estado de Veracruz?. Ninguno.
La lista de personas asesinadas tan solo en lo que va de este año suma más de 25 personas.
Las principales víctimas de esos cafres del volante, son  especialmente de la tercera edad.
A esos conductores, muchos de los que manejan en estado de ebriedad, todo se les tolera, tan sólo porque los permisionarios prestan sus unidades en épocas de campaña al PRI y porque entregan una suma mensual al funcionario de tránsito en turno.
Lo anterior deja al descubierto que en Veracruz,  la justicia tiene un precio y el que la hace no la paga. Más bien, paga una cantidad al ministerio público y otra el juez en turno por la inmediata libertad.
Claro, excepto si eres comunicadora de NOTIVER y tuviste la mala idea de emplear algún espacio en algún medio de comunicación, para hacer una crítica a la labor que las autoridades de Veracruz,  han protagonizado desde hace ya varios años.
Han pasado los días y lo que parecía un mero acto de justicia para la familia de José Luis Burela López, se revela como un claro acto de venganza por parte del gobierno de Javier Duarte, en contra de otra comunicadora.
Una vez más el auto de formal prisión contra Mary José Gamboa demuestra que Duarte, está decidido a “aplicarle todo el peso de la ley”, -no a quien por accidente- atropelló y ocasionó la muerte de una persona, sino a quien se ha atrevido  a cuestionar sus  nulos resultados en ya casi 4 años de administración, pero también a quien aceptó trabajar para funcionarios del PAN.
Aunque se han soltado carretadas  de dinero para desvirtuar lo que se oculta tras el caso de la también columnista de NOTIVER, Mary José Gamboa Torales, lo único cierto es que, el auto de formal prisión en su contra, es además otro mensaje claro para los periodistas que insistan en usar sus espacios para relatar algo de la realidad que han vivido todos estos años los veracruzanos.
Cuando Javier Duarte de Ochoa declaró que en Veracruz, “la Ley de aplica por igual para todos”, en relación al caso de Mary José Gamboa, mintió.
Mintió porque los hechos dicen absolutamente lo contrario.
MINTIÓ PORQUE EN SU GOBIERNO SE HAN ASESINADO A 10 COMUNICADORES Y DESAPARECIDO A OTROS 9 Y NO HA HECHO NADA PARA QUE LA FAMILIA DE ESOS REPORTEROS, RECIBAN JUSTICIA…NI PARA QUE QUE LA PROCUR ACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA CONCLUYAN ALGUNA INVESTIGACIÓN Y PRESENTEN A LOS CULPABLES.
Por qué a casi 3 años de esos brutales asesinatos, no hay un solo responsable tras las rejas.¿Cuál justicia para todos?. ¿De qué justicia habla Javier Duarte?.
Mintió porque en su gobierno, se ha permitido además, que al menos otros 22 comunicadores hayan sido amenazados por su labor periodística y tuvieran que huir de la entidad, ante el temor de correr la misma suerte que otros.
¿Cuál justicia por igual para todos?.
Mintió porque en su gobierno, se avaló que otros cuatro comunicadores, fueran arrestados, sometidos a proceso penal y acusados de actos de soborno y chantaje.
Uno de ellos por cierto, tuvo que ser intervenido de urgencia en un hospital de Estados Unidos como resultado de la brutal paliza  a la que fue sometido en el penal de Pacho Viejo. Por poco y se les muere de la “calentada” que le mandaron a dar.
Mintió porque lo que falta en Veracruz es una auténtica y real justicia. Lo que sobra, es y ha sido la impunidad.
No terminamos hoy de relatar las historias que han protagonizado varios comunicadores en el estado de Veracruz.
El único delito que han cometido, la mayoría de ellos, es atreverse a denunciar, a juzgar y poner en entre dicho la labor de los funcionarios del gabinete próspero.
Otros han sido protagonistas de campañas de desprestigio por personal contratado a expreso por el mismo Javier Duarte para atacar a los que según él, no se “cuadren por la derecha”.
De eso se llena la boca cuando narra sus aventuras el testaferro que envía todos los días correos de cuentas falsas atacando a reporteros, columnistas y que por cierto, continúa operando la información oficial que se manda a difundir contra Mary José Gamboa. Pero esa ya es otra historia. 
Han entregado muy malas cuentas a los veracruzanos. No hay una sola obra pública digna de mencionar. Abunda la corrupción y el saqueo de los recursos públicos. Pero además la inseguridad prevalece de norte a sur y de este a oeste. Afectando ya a todas las clases sociales de la entidad.
Esto es lo que no les agrada que trascienda ante la opinión pública. Como si fuera un secreto.
Pero con la brutal censura que han implementado en estos años, no han podido ocultar lo que es Vox Populi…  que el estado de Veracruz es la entidad más peligrosa de México y el mundo para el ejercicio de la labor periodística, según lo han anunciado organizaciones de defensa de la Libertad de Expresión.
En Veracruz los periodistas son asesinados, desaparecidos y ahora encarcelados.
A Gamboa Torales no solo la mantienen presa por su labor de denuncia periodística, sino además, por atreverse a trabajar para Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del enemigo público número 1 de Javier Duarte, Miguel Ángel Yunes Linares.
El otro mensaje es claro para NOTIVER, llevan casi 5 años intentando someter su línea editorial y no lo han logrado. Y no lo digo yo, lo dicen 4 de los 10 ejecutados en este sexenio. 4 de las víctimas mortales, era trabajadores de este medio de comunicación y ahora otra procesada.
Sin embargo para fortuna de la comunicadora Mary José Gamboa Torales existe otra instancia de justicia en el país y su suerte la decidirá finalmente, un juez en materia federal. Lo demás se le queda a su conciencia y tendrá que decidirse por una de sus dos actividades, periodista de tiempo completo o funcionaria pública.
No se puede chiflar y comer pinole al mismo tiempo“, diría Milo Vela.
Se espera por cierto, que la justicia federal, cumpla con el papel que en el estado de Veracruz, la procuración y administración de justicia se ha negado a ofrecer, no solo en este caso, sino en muchos otros. 
Si existe violencia y muertes de periodistas y otros ciudadanos en el estado, es por la protección que desde el poder, agentes del ministerio público, jueces, policías y demás funcionarios de alto nivel, les brindan a esos delincuentes, políticos, caciques, empresarios etc,, involucrados en esta historia de muerte y sangre de Veracruz.
De muy poco le sirve a Veracruz que Javier Duarte cambie y cambie a funcionarios, mientras él, sea el que no demuestra voluntad política para que se imparta una justicia expedita, real, sin distinción, corrupción, ni compadrazgos.
En sus discursos puede decir muchas cosas, los hechos revelan absolutamente lo contrario. Ahí están.
PLUMAS LIBRES

No hay comentarios:

Publicar un comentario